sábado, 18 de agosto de 2007

Oda a la ambición errada

Que no hay fondo en el abismo,
Pues abismo es puro fondo
Y no hay culpa en un bautismo,
Dios sabe de hacerse el sordo.

No habrás de buscar fulgor
En un paisaje de hastío.
No intentes tejer amor
En un amor ya perdido.

Donde manda la inocencia
No hay rancho ni junta aparte,
No hay rasgos de una experiencia,
No hay más que querer ser nadie.

De a partes enteras todo
Se va creando la tierra,
Solo lodo hay en el lodo,
Solo guerra hay en la guerra

Y a quien retruque mi canto,
Que de ojo y pierna se vale,
Que venga y me desafíe
A hallar juventud en añares

2 comentarios:

Ro dijo...

No creo haber entendido lo que quisiste decir con eso. De todas maneras, en mi opinión, la poesía es interpretación abierta, uno lee lo que busca encontrar. Me gustó.
Un beso

Ro

Gala dijo...

No me considero para nada poeta, los versos no son lo mío, pero en fin, hay cosas que uno solo puede decir en verso parece!
Me gusta lo tuyo (insisto!)
Me parece que vos y yo nos tendríamos que juntar un día, si se me perdona el avance (en contra de la pasividad femenina...)